Misión Trinitaria Seglar

Piedad

Vocalía de Piedad

Conscientes de que el alma de todo apostolado es la vida interior, y que la fecundidad de toda actividad apostólica reside en la unión al Señor, la vocalía de Piedad es «el pequeño gran motor» de toda actividad apostólica  del movimiento.

Su misión es ayudar y animar a los militantes a la vida de oración,  mediante la organización de retiros, Ejercicios Espirituales, Horas Santas, rosarios y demás elementos de piedad.

El Secreto del Cielo: El Estadillo

Desde la Vocalía de Piedad fomentamos la práctica de distintos elementos de la vida interior, que recogemos en este cuadrante llamado «estadillo«.
 
El secreto del Cielo consiste en abrir el corazón
a Jesús. ¿Cómo se hace eso? Teniendo un trato frecuente con Él, dejándonos transformar por Él.
Si de verdad amamos al Señor,
tenemos que pasar ratos en su compañía.
Al igual que para tener una alimentación saludable debemos tener una dieta variada, nuestra alma también precisa de distintos elementos.
 
Estas distintas prácticas se llevarán a cabo con la frecuencia y duración que aconseje la edad y circunstancia de cada uno, de acuerdo
con el director espiritual de la persona. 
Oraciones de la mañana y de la noche
Visita al Santísimo
Santo Rosario
Lectura espiritual
Liturgia de las horas
Examen de conciencia

Retiros Mensuales

«Venid conmigo a un lugar retirado y tranquilo

y descansad un poco» (Mc 6,31).

Qué provechoso es realizar una pausa en la rutina diaria  y dedicar una tarde al mes a estar en la presencia del Señor, examinándonos, acompañándole, renovando fuerzas.

Hora Santas reparadoras Primeros Sábados de mes

 

El 10 de diciembre de 1925 la Virgen María se apareció a sor Lucía (pastorcilla de Fátima, en ese momento monja carmelita en Pontevedra), apareciendo también en una nube luminosa el Niño Jesús. La Santísima Virgen puso su mano en el hombro de Lucía, y mientras lo hacía, le mostró en la otra mano su Corazón, rodeado de espinas.

El Niño Jesús le dijo:

 – «Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre, que está rodeado por las espinas que los hombres ingratos constantemente le clavan, sin haber quien haga un acto de reparación para quitárselas.»

Luego la Santísima Virgen hizo una gran promesa:

– «Mira, hija mía, mi Corazón rodeado de espinas que los hombres ingratos a cada momento me clavan con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, intenta consolarme, y dí que a todos aquellos que durante cinco meses consecutivos, en el primer sábado, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me acompañen 15 minutos meditando sus misterios con el fin de desagraviarme, Yo prometo asistirles a la hora de la muerte con todas la gracias necesarias para su salvación.”

 

Primeros Vienes de Mes

El Corazón de Jesús se reveló a Santa Margarita Mª de Alacoque   
en el convento de la Visitación de Paray-le-Monial, en el siglo XVII:

Prometo a todos los que comulguen nueve primeros viernes 
de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: no morirán
en mi desgracia ni sin haber recibido los Sacramentos.

Mi Corazón será su refugio seguro en los últimos momentos”.

Adoración Eucarística

 

«Yo no sé que se haya hecho jamás más daño
a la vida cristiana como con este retirar
de su circulación el Sagrario».
«El Corazón de Jesús Sacramentado echa de menos en muchos, muchos de sus amigos el trato frecuente,
afectuoso y personal con Él».

(S. Manuel González)

Ejercicios Espirituales

 

«Los Ejercicios son lo mejor que yo en esta vida puedo pensar, sentir y entender, así para

el hombre poderse aprovechar a sí mismo,

como para poder fructificar, ayudar

y aprovechar a otros muchos».

(S. Ignacio de Loyola)

Pascua Misionera

Realizada del Jueves Santo al Domingo de Resurrección, con la finalidad de facilitar la vivencia de los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en estos días tan importantes de la Semana Santa.

Otras devociones

Vía Crucis
Novena a la Divina Misericordia
Novena de la gracia a San Francisco Javier
Vía Lucis
Novena a la Inmaculada
Mes de María